Manglar Estero Puntarenas, Costa Rica

Humedal Nacional de Puntarenas en Costa Rica

Tierra Pura y Conservation International se han asociado para restaurar los manglares de Costa Rica. Con un apoyo crucial de Tierra Pura, Conservation International está restaurando más de 300 hectáreas de bosques de manglar, y evitando la deforestación de más de 3.000 hectáreas de manglares en el Humedal de Puntarenas en Costa Rica.

La iniciativa potencia el poder extraordinario de los manglares para absorber CO2 y reducir los efectos del cambio climático.

Con la ayuda de Tierra Pura, Conservation International y el Gobierno de Costa Rica también crearan el primer programa de Pagos por Servicios Ambientales (PSA) para el carbono azul, que es como se conoce el carbono almacenado en los manglares. Esto permitirá a comunidades locales recibir beneficios financieros por restaurar y proteger manglares mediante un sistema de créditos de carbono vendidos en el mercado voluntario.

El proyecto de restauración capturará 100.000 toneladas de carbono en un periodo de 20 años y formará las bases para que Costa Rica tenga el primer programa de PSA por carbono azul (Blue Carbon PES). En este video (fuente: Conservation International Costa Rica) es posible ver cómo se mide el carbon almacenado en el manglar.

Esperamos que este proyecto se convierta en una referencia sobre cómo financiar la conservación de ecosistemas marino-costeros.

Avances del proyecto de restauración del manglar de Puntarenas, Costa Rica

Conservación Internacional (CI)- Costa Rica y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) han clasificado cinco áreas de intervención. Se han priorizado los sitios 2, 3 y 5, que cubren 476,7 hectáreas (ha) de manglar que han sido deforestadas desde 1956. De las áreas deforestadas, 295,8 ha están parcialmente dentro del área protegida declarada oficialmente.  Mientras que 180,9 ha se encuentran en áreas colindantes. El equipo técnico se encuentra realizando mapas detallados de los sitios priorizados.

Detalle de las áreas cubiertas por la intervención considerada por CI y CATIE. Fuente: LME-CATIE

Conservation International – Costa Rica ha coordinado con el Gobierno de Costa Rica las actividades necesarias para desalojar las actividades de cultivo de caña de azúcar y plátano que se encontraban establecidas en 49,41 Ha del Sitio 2. CATIE propone que sea en estos terrenos en donde comience la actividad de restauración de manglar, es decir, la plantación de especies de manglar.

Área y actividad propuesta para iniciar las actividades de restauración. Fuente: Google Earth

Para desarrollarse, las especies de manglar necesitan que existan condiciones de flujo constante de aguas con diferentes grados de salinidad. En algunos casos, para permitir la explotación agrícola de la caña y el plátano, fueron establecidos en el pasado una serie de diques para evitar que la marea ingresase a las áreas de cultivo. En otros casos, la modificación de los flujos hídricos ha favorecido la deposición de sedimentos en áreas en las que el agua de mareas no consigue ingresar, por lo que los lodos se secan al sol y estrangulan la respiración de las raíces del manglar, matándolo.

Estado de las tierras del Área Protegida invadidas por cultivo de caña, con área de manglar al fondo. Fuente: Danilo Torres
Estado de las tierras del Área Protegida invadidas por cultivo de plátano. Fuente: Danilo Torres

La intervención propuesta por el proyecto incluye la restauración del flujo hídrico original del manglar. Para ello ha sido necesario recibir autorización gubernamental que permita las siguientes actividades:

1.     Abrir canales en los diques, de manera que se permita el ingreso de agua salobre en las zonas de manglar a restaurar

2.     Restaurar cauces de ríos de manera que se minimice el efecto que la sedimentación ejerce sobre la vegetación del manglar

La apertura de canales para favorecer el flujo hidrológico de mareas requiere una identificación previa de la localización de los diques. Posteriormente, debe plantificarse cómo se removerán los diques para permitir el flujo de aguas de marea de la manera más adecuada para que el manglar se restablezca.

Identificación de diques para retención de flujos de marea. Fuente: Google Earth y LME-CATIE (dron)
Diques construidos para retención de flujos de marea. Fuente: Danilo Torres
Creación de canales para la libre circulación de aguas de marea. Fuente: Danilo Torres
Creación de canales para la libre circulación de aguas de marea. Fuente: Danilo Torres

La restauración de cauces de agua dulce tiene por objetivo limitar el arrastre de sedimentos y facilitar el desagüe en las zonas periódicamente inundadas por la marea. De esta manera se favorece el establecimiento de especies vegetales de manglar, lo que permite la captura del carbono en los lodos que se depositan en los sistemas formados por sus raíces.

Estado de Río Ciruelas, tributario de aguas dulces al manglar de Punta Arenas. Fuente: Google Earth y Danilo Torres
Identificación de los efectos del drenaje incorrecto de aguas dulces. Fuente: Google Earth
Sedimentación en la desembocadura del Río Aranjuez. Fuente: Danilo Torres
Manglar muerto a causa de la sedimentación. Obsérvese la invasión de plantas de porte herbáceo. Fuente: Danilo Torres

El proyecto también considera la restauración de flujos hidrológicos de marea en zonas en las que se ha practicado o se practica la cría de camarones. La actividad camaronera se desarrolló significativamente en la zona durante los años 80 y 90 del pasado siglo. Para la cría de camarón se retiró el manglar existente, incluyendo los sistemas radicales y lodos asociados, y se construyeron lagunas de aguas confinadas, en las que se criaron los crustáceos.

La restauración de estas zonas es un reto técnicamente más complejo, dado que el ecosistema original se ha modificado ostensiblemente. Esta actividad se desarrollará con especial énfasis en el Sitio 5, en donde existe una densidad de camaroneras importante.

Identificación a través de imágenes de satélite y dron de zonas destinadas a la cría de camarón. Fuente: Google Earth y LME-CATIE (dron)

Conservation International - Costa Rica y CATIE han incluido la experimentación con nuevas tecnologías para determinar si son útiles para diagnosticar el estado del ecosistema de manglar y para tomar decisiones acerca de las acciones necesarias de rehabilitación. Se prevé que estas herramientas permitan desarrollar metodologías para monitorear la acumulación de carbono en el sistema.

Utilización de tecnología LIDAR para el diagnóstico del estado del ecosistema. Fuente: LME-CATIE (dron)

Hablemos

Estamos ante una gran oportunidad para mejorar los ecosistemas y beneficiar a las futuras generaciones.

Es hora de actuar.

contacto@tierrapura.com →
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.